lunes, 27 de junio de 2011

+Probablemente no sepas lo que me has hecho sufrir. Bueno, probablemente no, no lo sabes. Pero ahora que tengo tiempo, te lo digo alto y claro, para que me oigas. Me he pasado tardes llorándole a la almohada, pensando que ya no te iba a perdonar jamás, que esto que has hecho no tiene perdón. Me he pasado días sin comer y todo por culpa de que una tarde, a ti se te cansó la vista de tanto verme, que estabas agobiado. He tenido que soportar a mis peores enemigas, intentando hacerse las buenecillas conmigo, diciendo que lo sienten mucho, pero en realidad están mejor de lo que nunca estuvieron, al fin y al cabo, tú eres el bombón de la clase. He pasado noches sin poder dormir, con pesadillas, y tú aparecías en cada una de ellas. Me he tirado tardes escribiendo tu nombre por la parte de atrás de la libreta, y todo para que luego, mi hermano cotilla me lo viera y te lo chivara en plan "sin querer". Sí, sin querer queriendo. He tenido que aguantar a mi madre dando la charla de que no pasa nada, habrán muchos como tú en el mundo. Sí, habrán muchos, pero yo sólo te necesito a tí. Tuve que pasar una verguenza increíble cuando mi "mejor amiga" le contó a la chica más cotilla del insti que tú a mí aún me gustabas. Me he tenido que despedir de una amiga que creí que nunca me iba a fallar. Me he gastado mil y un paquetes de pañuelos durante las tres semanas posteriores a que me dejaras...
Y ahora... Aún tienes valor de venir y decirme, esa inútil palabra.. ¿Lo siento?... 
-Sí, lo siento, por favor...
+Sé que voy a lamentar esto pero, te perdono...

No hay comentarios:

Publicar un comentario