viernes, 1 de abril de 2011

felicidad...

Basta con que él te mire, y sea el día más feliz de tu vida. Sonreirás y reirás a rebosar, y todo gracias a él, que sin hacer prácticamente nada, te da fuerzas para todo lo que te propongas... Y esque sin él todo sería diferente.
El amor, que cosa más rara... A veces es correspondido y la alegría hinunda tu habitación, chateando con tu pareja por el tuenti, el messenger o por donde sea. Estás feliz, no sientes lo que te dice tu madre, no oyes absolutamente nada, sólo esa canción que el te ha mandado, y que cantas a cualquier hora en cualquier lugar, porque te la mandó él... Nada más llegar a tu casa, te conectas al tuenti para ver si él te ha dejado algún mensaje donde ponga lo mucho que te quiere. Tú ya sabes que él te ama, pero quieres que lo ponga bien grande, con letras llamativas en su estado, y en todos los mensajes que te envíe... Supercontenta pones la fecha exacta de cuando empezasteis a salir esperando a que él lo vea, y ponga lo mismo en su estado. Cuando llegas a casa después de haber estado toda la tarde con él,  le mandas montones de mensajes y si no te contesta te enfadas y te entran pensamientos horribles, pero cuando finalmente te contesta, te pones toda alegre, a saltar en la cama, pero sólo después de preguntarle porque no te contestaba durante tanto tiempo.. En el insti, les cuentas a todas tus amigas la fantástica tarde que pasasteis ayer los dos, para que a algunas que tu te sabes, se les caiga la cara de rabia. Y contentísima, sacas tu bolígrafo más llamativo, ese que hace ya mucho no sacabas del estuche, y pones en grande, en la portada de la libreta vuestros nombres y un corazón... 

Y otros amores, no son correspondidos... Cuando él pasa por una acera, y tú por la otra, te pasas disimuladamente hacia la suya para cruzarte con él, y saludarlo. Estais en clase y a él le toca sentarse contigo porque la profe se lo ha dicho, tu te pones contentísima por dentro pero por fuera pones la cara de: ¡¿Quée?! Yo con ese no me siento... ¬¬ Y ha pasado más de una vez, que el estaba ligando con otra chica y tú la llamas porque es tu amiga con tal de impedir que se la ligue.  Y cuando en la excursión te echó agua de la fuente y no paró de mirarte, te hiciste la enfadada, e intentaste ignorarlo aunque tanto te costaba hacerlo...

Como veis, hay felicidad, y tristeza, amores y desamores... Hay que superarlo todo si quieres seguir adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario