sábado, 16 de abril de 2011

es sencillo..

Si aún no había quedado bien claro, quería decir que no era necesario que te arrepintieras ni tampoco de que te diera pena, sólo quiero que te quede clara la lección que seguro que has aprendido, no juzgues un libro por su portada. Son blancos, listos y amables con "casi" todos. Te hacen entrar en confianza y luego en un despiste tuyo, te dan la puñalada en la espalda, ¿por qué? Porque tú nunca les vas a interesar, ellos nunca fueron alguien quien se preocuparan por ti, nunca les importaste realmente y sólo por conveniencia se amigan contigo. Tú eres la hormiga al lado de los tigres hambrientos, al lado de los devoradores. Primero se comen tu felicidad y luego te dan el abrazo de la tristeza, y no hay nada que puedas hacer... Sólo si viene otra, que se resiste a comerse tu felicidad porque de verdad le importas, y no quiere hacerte daño, sólo quieren ayudarte a ti y darte lo que los otros no te dieron... Entonces sentirás que lo difícil ya habrá pasado y sólo queda lo demás, y sólo queda adivinar lo que es lo demás. Te lo imaginas y lo sabes, una sonrisa de alegría, una sonrisa que nunca tuviste. Dejaste atrás la sonrisa de falsa alegría... Ya irá todo mejor, mejor que antes. Cuando los ves, ya ni te importa lo que hagan ni tampoco lo que te digan, que se escondan por la calle, y eviten hablarte, te llamen a salir, porque ya te dará igual. Que sepan que no te importa que vallan soltando cada cosa de ti, y que sin ser verdad te entre en un oído y te salga por otro, porque eso es lo que ellos quieren hacerte creer, no hay más tristeza que se te quedó aún grabada en la cara, y la cicatriz está alli, pero ya no lo recuerdas, sólo lo bueno que pasaste y lo divertido que fue mientras duró.... Que nadie se de por aludido diciendo yo esto, porque todos cometemos errores, y habrá más de uno que piense que va por él... O ella... :S

No hay comentarios:

Publicar un comentario