martes, 5 de abril de 2011

.

Porque si no necesitas nada yo aún así te lo daré. Porque si la vida me ha enseñado algo es que no tengo que decir a todas horas que te quiero, aunque es lo único que hago, últimamente, que basta con decirlo una vez pero que se oiga bien claro y alto. Porque si estás triste, no dudes en llamarme, te alegraré el día, vamos, soy un "Alegría las 24h del día". Porque si no necesitas sonrisas, sólo alguien quien sea capaz de llorar un ratito contigo, llámame igual, porque aguantaré 24 o hasta 25h allí contigo, y eso sí, también te traeré un paquete de pañuelos, por si acaso.. ;) Porque cuando estés perdido y no sepas a donde ir, dime como se llama esa calle y nos perderemos juntos. Porque si te entran ganas de contarle a alguien lo que te ha pasado, ven a mi casa, que te escucharé y guardaré todos tus secretos, ¡¡tumbaaaa!! Porque tu también has ido a consolarme aunque viva en la otra punta de la ciudad, y yo tengo que devolverte el favor. Porque aún sabiendo lo mala persona que soy, te has sentado conmigo en el recreo y me has hablado como si nada. Porque he pensado mil veces que nunca me ibas a perdonar y siempre lo has hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario